'CONECTANDO HISTORIAS'

Proyecto de reactivación para el Antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi, Madrid

TFM - Sergio Cañas Vadillo

E.T.S.A - Universidad de Alcalá de Henares
Tutor: Jose Juán Barba
Año: 2017

 

Arrow
Arrow

ArrowArrow

Slider
 
 
 

Frente a la crisis de refugiados que afecta a Europa a raíz de los conflictos armados en Siria desde 2011 y tras las políticas llevadas a cabo por la Unión Europea, “Conectando historias” propone un ejercicio de reflexión y reinterpretación del significado de ciudad abierta. El proyecto propone abordar la integración de la población refugiada a través de la hibridación programática, creando nuevas dinámicas urbanas que permitan a sus nuevos ciudadanos alcanzar una autonomía social.

Tras analizar las distintas problemáticas urbanas, sociales y políticas en Madrid se detectan tres situaciones que convergen actualmente en la periferia sur, y que por sus características programáticas pueden hibridarse y complementarse mutuamente, produciéndose un sinfín de sinergias positivas entre sus usuarios:

  • A nivel global, la necesidad de dar una respuesta a los procesos migratorios y la integración del ciudadano extranjero.
  • A nivel nacional, la situación de los jóvenes que ante la escasez de empleo y dificultades para emprender se ven obligados a emigrar o buscar trabajos no acordes a su nivel de formación.
  • A nivel local, los habitantes del distrito de Arganzuela demandan, ante la evidente escasez de equipamientos, la cesión del Antiguo Mercado de Frutas y Verduras de Legazpi para su utilización como centro social auto-gestionado.

En la periferia sur de Madrid, a diferencia de la zona centro, no existen infraestructuras suficientes que cubran las necesidades de estos tres usuarios. Por su ubicación, su valor arquitectónico e histórico, su forma y su tamaño, el Antiguo Mercado de Legazpi se convierte en el lugar idóneo para esta hibridación. El proyecto contribuye al mismo tiempo a aumentar las dotaciones y equipamientos de Arganzuela, un distrito que ha sufrido en los últimos años un incremento notable de población mediante desarrollos urbanos especulativos que no han considerado las necesidades de los ciudadanos.

La intervención arquitectónica en el edificio es el resultado de un conjunto de acciones o estrategias basadas en tres objetivos:

  1. Adecuar los espacios a los nuevos usos y usuarios, favoreciendo interacción entre los mismos.
  2. Dar respuesta a las nuevas condiciones urbanas, a un entorno y a un distrito que ha evolucionado de forma drástica desde 1935.
  3. Recuperar los valores arquitectónicos del proyecto original, potenciando la preexistencia y dialogando con ella.

La planta baja se concibe como una extensión del espacio público, una ciudad dentro de la propia ciudad. Se busca dotar de continuidad al parque, creando una transición entre éste y el entorno urbano a través de la plaza. El mercado deja de ser un bloque hermético y compacto para convertirse en un edificio permeable y abierto. Alberga las dotaciones que necesita el distrito y que complementan al programa de la planta superior. Se trata de una sucesión de espacios relacionados entre sí y con su entorno más inmediato. La geometría de la planta se apoya en formas curvas que generan espacios de comunicación continuos y contrastan con la fisonomía original del conjunto.

La planta superior, por su parte, se concibe como una calle elevada, un recorrido lineal. En los sectores este y oeste se crean galerías cubiertas perforadas verticalmente por patios. Hacia el sur, se elimina la cubierta existente para crear una calle abierta protegida por los grandes voladizos, una prolongación de Madrid Río en un nivel superior. Cada ala es colonizada por un tipo de usuario mediante módulos flexibles que albergan el programa privado. Sin embargo, todos ellos comparten los usos de la banda central, un área de intercambio y relación conectado de manera directa a través de las diferentes pasarelas, escaleras y rampas exteriores. Junto a los nodos de actividad, crean un nuevo artefacto que entra y sale del edificio, rompiendo la racionalidad de la fachada y generando nuevas situaciones y actividades en la plaza.